domingo, 13 de octubre de 2013

A la tercera va la vencida

Este escarabajo quiere ser gimnasta y para ello se prepara con un ejercicio muy común como es hacer el pino. Aunque al principio le cuesta un poco, al tercer intento lo acaba logrando. Un buen ejemplo de que nunca hay que rendirse.